Parque Nacional Tierra del Fuego


La visita al Parque Nacional de Tierra del Fuego es una de las excursiones favoritas de los turistas que visitan Ushuaia. Ubicado a unos 20 kilómetros de la ciudad, y se puede llegar hasta la zona a través de tours o en la línea regular de combis que unen la ciudad con el parque. Debido a su ubicación en el extremo sur del continente, las horas de luz que hay en la zona varían mucho de acuerdo a la estación del año. En invierno hay pocas horas, entre seis y siete, pero en verano la situación se invierte y la noche es muy corta.

El parque nacional tiene casi 60 mil hectáreas, y se ubica en el extremo suroeste de la isla Grande de Tierra del Fuego, a unos 12 km de Ushuaia. Se trata de uno de los pocos parques nacionales argentinos con acceso a costas marinas. Apenas unas dos mil hectáreas están abiertas al público, ya que el resto es de conservación estricta. Las zonas donde se permite caminar y acampar están señalizadas y ubicadas en el mapa.

El parque tiene temperaturas frías todo el año y gracias a las lluvias regulares posee densos bosques. En verano es raro que la temperatura supere los 15 grados, y en invierno por lo general no se pasa de los 8 grados bajo cero como mínima. No hay temporada seca o húmeda, ya que las precipitaciones se distribuyen a lo largo del año. Desde ya, en invierno estas lluvias caen en forma de nieve. En los meses más fríos no es raro tener muchos días nublados, en particular entre abril y junio. De todos modos, se recomienda llevar siempre buena ropa de abrigo, ya que la amplitud térmica entre el día y la noche es importante. También es importante protegerse de las lluvias y llevar un poncho de agua.

El parque posee varios lagos y lagunas, junto con un número importante de de arroyos y ríos producto del deshielo en las montañas. Estos cursos de agua desembocan en los lagos o las costas del canal Beagle. El lago Fagnano, que también se puede visitar en excursiones desde Ushuaia, es el de mayor tamaño.

La visita al Parque Nacional es una excursión que toma todo el día, aunque la mejor alternativa es dedicar al menos dos días al parque, en particular para aquellos que están interesados en el trekking. Los senderos se encuentran a una buena distancia, y por ello es imposible recorrerlos en la misma jornada.

En el invierno la línea regular de combis sale hacia el Parque, desde Ushuaia, a partir de las 10 de la mañana. Las últimas combis regresan a las 17 horas, pero en verano lo hacen a las 20 horas. El ticket de entrada al parque tiene valor por 2 días, y al momento de pagar les darán un mapa con las distintas alternativas de senderos que se pueden realizar. La mejor época del año para recorrer el Parque es el verano. Hay más horas de luz y en los senderos no hay hielo, lo que ayuda a simplificar la caminata. También es más simple acampar dentro del Parque, ya que las temperaturas, en particular por la noche, no caen tanto.

Entre las distintas alternativas de senderos, se puede recomendar al menos dos trayectos. El primero es el que lleva a Bahía Lapataia, muy simple de llevar a cabo y sin mayores dificultades. En el camino tienen la posibilidad de visitar la zona de turbales. Al llegar a Bahía Lapataia, encontrarán un mirador, y luego un descenso hacia la zona marítima. Desde allí se puede visitar Laguna Negra.

Senda Costera

El segundo sendero recomendable es la Senda Costera, que arranca en Bahía Ensenada, y permite realizar un recorrido siempre cercano al mar, y culmina en el Lago Roca. Se trata de un sendero bastante extenso, y de acuerdo al estado físico de los participantes, puede tomar de 3 a 6 horas. Durante el recorrido del sendero encontrarán bellos paisajes, y realmente vale la pena el esfuerzo. Hay que aclarar que es bastante más difícil que el sendero que lleva a Bahía Lapataia. En invierno pueden encontrar mucho barro y hielo, así que se recomienda hacerlo en primavera o verano. De todos modos, hay que recordar que el verano es una época con mayor cantidad de turistas, así que en el parque encontrarán mucha más gente que durante el invierno.

Para llegar al Parque, se puede volar desde Buenos Aires a Ushuaia en los vuelos diarios de Aerolíneas Argentinas y LAN desde el Aeroparque. El vuelo toma unas 3 horas, y algo más si deben hacer escala. Se puede combinar los vuelos con otros hacia El Calafate en el caso de que estén interesados en conocer, en el mismo viaje, el glaciar Perito Moreno.

Autor: Jorge Gobbi @morrissey

Fotografía: José CM, Viaggiatore Fantasma, rafaelfrocha

Anterior Playas Para Disfrutar el Verano en Argentina
Próximo Playas de Fortaleza