Cinco consejos a tener en cuenta cuando evalúe a sus huéspedes


Es normal que invitar a un extraño a casa genere algunas dudas. Todos los propietarios de una casa pasan por ese obstáculo inicial. Sin embargo, la clave es romper la etiqueta de “extraño” antes de comenzar la interacción física; de esta forma, la situación será una experiencia más fluida tanto para usted como para sus huéspedes. Acá tiene cinco consejos para asegurarse:

Haga las preguntas correctas

Comunicarse de manera efectiva con sus huéspedes antes de su llegada le hará tener medio camino hecho. No dude en hacerles preguntas sobre cuántos huéspedes llegarán, la edad de sus hijos, si traen mascota, si necesitan registrar la entrada o salida de la casa temprano/tarde, etc. Esto ayuda a aclarar las cosas desde el comienzo, así no tendrá sorpresas desagradables ni discusiones innecesarias.

Informe sobre las normas de la casa a los huéspedes

Le costó mucho esfuerzo su casa, así que para mantenerla en unas condiciones perfectas, puede establecer algunos términos no negociables. Comuníqueselos a sus invitados para que no haya dudas al respecto. Por ejemplo, puede que no se sienta cómodo con la idea de una fiesta en su casa, de poner la música muy alta o de algo tan sencillo como dejar las luces prendidas cuando no se usan. Sea lo que sea, ¡dígalo! Si tiene un mal presentimiento sobre las normas que dispuso, deberá suponer que puede pasar de todo en su casa.

Pida una comprobación de identidad

Siempre es bueno pedir a sus huéspedes una forma de identificación, ya sea un permiso de manejar o un pasaporte. Pueden enviárselo a través de correo electrónico o durante una conversación de chat. Cualquier discrepancia en los documentos es una clara señal de alarma. El propósito es saber con quién está tratando y si es una persona formal, con su documento válido de identificación. Así se evita a gente que no tiene cómo demostrar su país de afiliación o existencia.

Lea sus opiniones

Los huéspedes siempre miran las reseñas de una propiedad antes de reservarla, así que, ¿por qué no debería hacerlo usted? No mire solo cómo los puntuaron otros propietarios. Mire también las reseñas que dejaron en otras propiedades. Si ve que las reseñas son demasiado negativas o puntillosas, probablemente tratará con un invitado que podría ser un poco o demasiado delicado. Según esto, está en su derecho de rechazar la reserva.

Mida sus respuestas

Tenga en cuenta evaluar las respuestas que los huéspedes le den por correo electrónico o chat. Las preguntas sospechosas del tipo “¿La seguridad permitirá entrar a los visitantes a altas horas de la noche?” o “Perdí mi permiso de manejar y no tengo ninguna otra forma de identificarme, ¿pasa algo por eso?” debería alarmarlo. Por este tipo de cosas, puede rechazar la reserva. Lo más importante es confiar en su instinto. Si un huésped en particular no le da buena impresión, cancele la solicitud de reserva.


If you have any suggestions for this article, email us here.

Anterior ¡Crea el Anuncio Perfecto para tu HomeAway con nuestra guía gratuita!
Próximo Las 10 mejores formas de reducir los costos de mantenimiento de tu propiedad